¿Qué son los Registros Akáshicos?

 

Los RA de la Humanidad y del cosmos nos pertenecen a todos, porque entre todos lo estamos escribiendo desde que partimos a la Fuente y lo seguimos creando cada instante en nuestro viaje de regreso a ella. Los RA es energía que se expande y vibra multidimensionalmente donde la creación misma se imprime. Allí está toda la información de lo que fue, es y será desde el primer instante de la Manifestación hasta el último. En el plano humano individual es la historia de la experiencia total del alma desde que parte de la Fuente hasta que regresa. 

 

En el momento en que se accede a los RA con una pregunta esta vibra como partícula de Luz que busca dentro del sistema otra partícula de respuesta muy afín a lo que se está preguntando o la que los Guías nos quieren facilitar.

 

La información de los Akasha (fuente de conocimiento y verdad) está absolutamente protegida por las energías Arcangélicas llamadas “Kumaras” (Guardián), son los guardianes de los archivos, puesto que al ver la información esta se modifica en el momento en que estamos preguntando y por lo tanto son los Seres de Luz de las dimensiones más elevadas los que permiten el acceso al Akasha, por eso al leer el Registro, estamos canalizando a los Seres de Luz que nos imprimen la información en nuestra mente en el Lenguaje de la Luz. 

 

Cuando canalizamos, decodificamos ese lenguaje y lo expresamos en este plano. La información fluye en ambas direcciones: los guías nos envían lo que necesitamos saber o lo que quieren que sepamos y nosotros les permitimos saber a través de nuestro canal activado qué es lo que estamos necesitando en nuestra vida para colaborar con el plan de la Creación. 

 

Es importante tener en cuenta que los Guías respetan el libre albedrío, por lo tanto si no preguntamos o no pedimos ayuda, respetan nuestra decisión de hacerlo sin su colaboración. Por supuesto que saben lo que necesitamos y están siempre dispuestos a ayudarnos, pero están para colaborar no para interferir.

 

Así como nuestra misión es transmutar y elevar este plano, la misión de los guías es ayudarnos a lograrlo, por eso no los “molestamos” cuando les pedimos ayuda. Teniendo en cuenta que al hacer vibrar la información ésta se modifica, entrar en Registro, ya sea el propio o el de otra persona, siempre es profundamente sanador, porque cada pregunta efectuada a los Guías equivale a una plegaria, por lo tanto además de entregarnos información, nos brindan también la energía necesaria para resolver la situación, para comprenderla, para sanar el dolor contenido en ella o para acrecentar la sabiduría y reforzar la intención positiva contenida en la pregunta. También podemos acceder al Registro Akáshico del Cosmos, para obtener información útil para la humanidad y el planeta. 

 

Todos podemos acceder al nivel de vibración necesario para entrar en comunicación con los Maestros Ascendidos y Guías Espirituales. Ellos están con nosotros esperando que nos conectemos y cuando damos los primeros pasos hacia ellos, ellos dan los restantes. A medida que vamos, ascendiendo, vamos comprendiendo que “Ellos” y “Nosotros” somos la misma energía: ellos somos nosotros en nuestro estado ascendido.

 

De alguna forma, visto desde nuestro tiempo lineal, son nuestro pasado y nuestro futuro: nosotros antes de descender al plano humano para cumplir con nuestra misión y nosotros en nuestro estado ascendido luego de haberla cumplido.

 

 

¿Qué es la Akasha?

 

El Akasha es un término sánscrito que significa éter, espacio o materia universal. También se lo conoce como quinta esencia o sonido sagrado. Es el vacío que permite existir y manifestarse. Categoría energética de la que se manifiesta la vida. En el Hinduismo es el quinto de los cinco grandes elementos.

 

Es una energía unificadora que se encuentra de modo inherente en cada criatura viviente del planeta, así como en los otros cuatro elementos (tierra, agua, aire y fuego) que componen el mundo natural tal y como lo conocemos. Akasha es la omnipresente existencia que envuelve Todo. La Akasha crea cada forma que vemos y no vemos, todo lo que cae bajo nuestros sentidos, todo lo que existe.

 

La Akasha no puede ser percibida porque va al lado de cada percepción ordinaria, se puede ver y percibir solamente cuando se condensa y toma una forma. Es el poder espiritual omnipresente que penetra al Universo.

 

“Con la capacidad de ser canal, tienes acceso a todas las ideas, conocimientos y sabiduría de todo lo que es y será conocido”